Facebook Twitter Youtube RSS Contactar
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

La piel del contorno de los ojos

Piel contorno ojos

Es una de las zonas primeras en acusar los signos de la edad. También es sintomática su afectación en situaciones de fatiga, falta de sueño, estrés, mala alimentación, demasiada ingesta de alcohol y otras costumbres que afectan a la buena calidad de vida.

Para abordar correctamente el tratamiento de la piel del contorno de los ojos es imprescindible tener en cuenta los elementos que son propios y característicos de esta delicada área facial. La calidad de la piel del contorno ocular puede mejorarse mediante láser y/o Botox (Toxina Botulínica). Las bolsas de los párpados pueden eliminarse con Blefaroláser. Si desea conocer cuál es la técnica más adecuada para Usted, solicite ahora una consulta informativa gratuita

Características especiales de la piel del contorno de ojos

  • La piel que conforma el contorno de los ojos es extremadamente fina. Tiene un espesor medio de entre 300 y 800 micras. Es cinco veces más fina que la del resto de la cara, que a su vez es cinco veces más fina que la del resto del cuerpo. Es decir, la piel del contorno ocular es diez veces más fina en total que la del resto del cuerpo.
  • Concretamente la epidermis tiene un grosor medio en el cuerpo de 0.1 mm, en la cara el grosor de la epidermis es más fina, tiene una media de 0.02mm. Y la piel del contorno de los ojos es cinco veces más fina: 0.004 mm. Esta epidermis tiene 18-20 capas de células en la capa córnea en condiciones normales pero el número de capas córneas en la piel del contorno de los ojos es menor en el resto del cuerpo. Y la capa córnea es la responsable de la protección del resto de capas de la piel. Todas las funciones de barrera de la capa córnea descansan en una capa más débil y continuamente sometida a agresiones.
  • A nivel dérmico, también es una piel que se caracteriza por su espesor mucho más fino y una más baja dotación de fibras de colágeno y elastina a nivel dérmico. La piel del contorno ocular es por lo tanto sumamente elástica y fina.
  • Esta delicada piel tiene una densidad muy inferior de glándulas sebáceas. Si tenemos en cuenta que el manto ácido de la piel está producido por:
    • Glándulas sudoríparas (sudor): ácido láctico y aminoácidos.
    • Glándulas sebáceas (sebo): ácidos grasos libres.
    • Corneocitos: aminoácidos y ácido pirrilidoncarbónico.
  • Resulta evidente que la piel del contorno ocular es mucho más lábil a los desequilibrios del manto ácido y las funciones de barrera de la epidermis. Lo que la convierte en una piel potencialmente mucho más sensible que la de otras regiones faciales o corporales.
  • La piel palpebral además se distiende con facilidad.
  • En el contorno ocular existen 22 músculos periorbitales que están en continuo movimiento debido al parpadeo, la gesticulación mímica y los movimientos de acomodación y enfoque visual. El repetido efecto de la contracción muscular causa en la piel las temidas “patas de gallo”.
  • Además, como el resto de la cara, está expuesta a las agresiones solares en mayor medida que la piel del cuerpo.
  • Los lóbulos de grasa orbitaria que funcionan como almohadillas bajo los ojos están contenidas en su posición por una fina membrana músculo-cutánea denominada “septum”, que en condiciones normales mantiene la posición de estas bolsas de grasa. Con el paso de los años este “septum” se desvitaliza y se relaja, de forma que (de aparecer algún problema asociado, como retención de líquidos, sobrepeso, problemas de visión o una tendencia familiar marcada) produce la aparición de las bolsas palpebrales.
  • También puede verse afectada esta zona por las ojeras, pigmentación excesiva de la coloración de la piel en la zona del párpado inferior, debida a una producción excesiva de melanina o a la dilatación de los capilares de la zona. Las apariciones relacionadas con aumento de melanina en la zona son de tendencia familiar y son más frecuentes en la raza blanca, especialmente en el tipo mediterráneo, siendo de un color más marrón. Las relacionadas con la congestión circulatoria son más bien de color morado.
  • Cualquier afectación de la delicada microcirculación puede producir edema o hinchazón por circulación linfática deficiente en el contorno de los ojos. La actividad drenante de los vasos linfáticos del contorno ocular es más activa de día debido a que se potencia por el continuo bombeo de la contracción de los músculos de la mímica y el parpadeo; pero, por las noches y justo por la causa contraria, la falta de movilidad del ojo ayuda a que se disminuya la capacidad drenante de los vasitos linfáticos y por ello aparece la molesta hinchazón de los ojos al levantarse.
  • Los ojos están en el entorno de esta delicada piel y cualquier cuidado cosmético debe tener en cuenta que éstos son unos órganos especialmente delicados y por ello existe una restricción de los ingredientes y colorantes que pueden integrar un cosmético para el contorno de ojos.

Los productos para el contorno de los ojos

Los cosméticos para esta zona han de poseer una rápida capacidad de penetración. Deben ser ricos en factores de hidratación y nutrición por las especiales necesidades de la piel de esta zona. Es interesante que contengan principios activos con efecto reafirmante y antiarrugas para aportar más fibras de sostén a su fina dermis. Y precisa aportar protección frente al daño solar y el fotoenvejecimiento así como para la oxidación y el daño de los radicales libres.

En cuanto a la forma de aplicación de estos productos, se debe hacer un masaje ligero sin frotar intensamente, de forma que al mismo tiempo se facilite la liberación de las capas córneas más superficiales de forma suave y se realice un estímulo de la microcirculación sanguínea y linfática que favorecerá la eliminación de las toxinas aculadas en las células subcutáneas por el éxtasis linfático.

  • Sustancias hidratantes: con agentes humectantes de superficie como la glicerina.
  • Formadores de colágeno: con estímulo dérmico sobre los fibroblastos y control sobre la calidad de la matriz extracelular y los lucoaminoglicanos.
  • Antioxidantes y regeneradores: como el retinol, la vitamina C y E o la creatinina.
  • Astringentes, descongestivos y drenantes: como hammamelis, caléndula, manzanilla o castaño de Indias.

La función de hidratación: glicerina y panthenol

  • Glicerina: también llamado propanotriol o glicerol, se considera un importante humectante con efecto emoliente y es responsable del aspecto sedoso de la piel.
  • Panthenol: es el análogo en alcohol del ácido pantothenico o vitamina B5. Tanto en su forma dextrógira como racémica tiene importantes propiedades humectantes para la piel y facilita la recuperación y renovación de los tejidos.

El estímulo dérmico: péptidos de señal (palmitoyl pentapéptido) + niacinamida

Niacinamida (vitamina B3)

Es parte de una coenzima fundamental para el organismo. Se trata de un activo hidrosoluble y de bajo peso molecular que atraviesa el estrato córneo conservando sus propiedades. Es activa para la prevención de la fotoinmunosupresión. Tiene un efecto estimulante del colágeno dérmico y mantiene un control sobre la conformación correcta de los glicosaminoglicanos de la dermis.

Palmitoyl pentapéptide-4

Fragmentos de aminoácidos que son semejantes a la secuencia de las proteínas de colágeno y elastina (péptidos) que estimulan la formación de ambos. Estos fragmentos de matríz proteica son identificados por los fibroblastos como mensajeros específicos para estimular la neosíntesis de colágeno. Concretamente el palmitoyl pentapéptido está constituido por los aminoácidos lisina, treonina, treonina, y serina. Y es por ello un pentapéptido de procolágeno I, que se asocia al ácido palmítico para ganar penetrabilidad a través de la piel en su aplicación cosmética.

El efecto del estímulo dérmico causa:

  • Estimulación de los fibroblastos para inducir la renovación de la matriz extracelular, a nivel de nuevas fibras elásticas y colágenas.
  • Estimula y regula la producción de los glucoaminoglicanos, también a nivel de la matriz extracelular.
  • Reparación de la matriz extracelular y de la unión dermoepidérmica.

Todos estos efectos se traducen en una reducción de arrugas que ha sido demostrada en diversos estudios.

Los antioxidantes y Regeneradores

Vitamina E o alfa tocoferol tiene como principal función su efecto antioxidante. Captura y desactiva los radicales libres, moléculas de oxigeno que descomponen las células causando el envejecimiento. Es conocida como la vitamina de la vida o de la juventud. El té verde, es rico en polifenoles, (flavonoides, catecoles y taninos) y esto le confiere grandes propiedades como antioxidante así como propiedades anticancerígenas e incluso antibióticas. Se trata del antioxidante por excelencia que protege a las células de la piel de su degeneración por daño solar.

Los Astringentes, Descongestivos y Drenantes

Cafeína, un alcaloide derivado de la metil-xantina que tiene importante efecto vasoconstrictor, aplicada localmente en la piel de los párpados, tiene propiedades estimulantes sobre la circulación sanguínea y linfática.

Pepino, pertenece a la familia de las curcubitáceas. Rico en vitamina E y en aceites esenciales, es un gran agente para rehidratar y suavizar la piel.

Avellana de Brujas o hamammelis virginiana, extracto vegetal que es rico en polifenoles (con poder antioxidante), ácidos orgánicos (poder antiinflamatorio) y aceites volátiles (inhibidor del crecimiento de microorganismos y desinfectantes).

Tiene por tanto un poder calmante ideal para la congestión del contorno de ojos

¿Cuáles son las técnicas de tratamiento más efectivas para las arrugas del área de los ojos?

Las arrugas de los ojos se disponen en forma de “patas de gallo” o de forma radial en el contorno de los ojos, se tratan con gran eficacia con toxina botulínica o bótox (Vistabel®) ya que son arrugas de tipo dinámico.

Siempre se deben a la contracción continuada del músculo orbicular que está debajo de la piel rodeando el ojo. Al contraerse con la mímica, al sonreír, al protegerse del sol o al enfocar la vista para ver mejor, el músculo orbicular pellizca continuamente la fina y delicada piel de los ojos que finalmente queda con arrugas por la contracción muscular.

La forma más sencilla de tratar las arrugas de los ojos es mediante las microinyecciones de toxina botulínica o bótox (Vistabel®): la técnica de tratamiento de las arrugas en el contorno ocular debe ser intradérmico-superficial, empleándose aproximadamente 10 unidades de bótox.

El tratamiento de las arrugas de los ojos se suele acompañar del levantamiento parcial de la cola de la ceja ya que es este mismo músculo orbicular el que tira del borde externo de la ceja para abajo y, al relajarlo, la cola de la ceja se eleva ligeramente, lo que resulta muy favorecedor en la mujer y sin embargo, hay que evitar en los hombres.

El tratamiento combinado las arrugas de los ojos mediante bótox y láser de rejuvenecimiento semiablativo tipo Co2 Active Fx o tipo no ablativo fraccional tipo 1540Nm puede ser una técnica de tratamiento más efectiva en el caso de que las arrugas de los ojos sean especialmente profundas y aunque la piel se estire se sigan notando cambios de textura. Con la técnica de rejuvenecimiento con láser se renovará toda la piel y después las arrugas en los ojos no aparecerán si mantenemos la relajación de la piel mediante bótox.