Facebook Twitter Youtube RSS Contactar
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Dieta ProteinadaLa dieta más eficaz

La Dieta Proteinada se ha convertido en la piedra angular de la dietética, tanto por su eficacia como por su capacidad de corrección de los problemas metabólicos.

La Unidad de Endocrinología y Nutrición de IML pone a disposición de sus pacientes éste y otro tipo de dietas. Trabajando en coordinación con la Unidad de Medicina Estética Corporal podrán optimizarse los tratamientos, para mejorar la silueta de forma localizada. Si desea recibir información adaptada a sus necesidades y características personales, puede solicitar consulta informativa gratuita, estaremos encantados de atenderle. 

Dieta proteinada: la dieta más eficaz

La dieta proteinada tiene como objetivo la reducción de lípidos y glúcidos en la ingesta, manteniendo el aporte de proteínas que mantienen el balance nitrogenado en equilibrio, obligando así al organismo a consumir sus propias reservas, primero de glúcidos y más tarde de lípidos, con el consiguiente adelgazamiento dirigido al acúmulo de tejidos grasos.

La dieta proteinada debe ser controlada por un médico. Puede solicitar consulta informativa gratuita con uno de nuestros médicos de la Unidad de Endocrinología y Nutrición. 

La dieta proteinada requiere un plan de disciplina nutricional donde es imprescindible cumplir dos normas:

  • La base exclusiva de la dieta debe estar formada por proteínas de alta calidad.
  • Deben suprimirse los azúcares y las grasas.

La dieta proteinada se basa en la ingesta de proteínas de alta calidad

La dieta proteina se basa en la ingesta de proteínas de alta calidad

El motivo por el que es necesario cumplir estas premisas es el siguiente:

Debemos asegurar que estamos adelgazando masa grasa y no masa magra (músculo). Para evitar el consumo de proteínas es necesario un aporte de 1,2-a 1,5 gr. / kgr. de peso, según se trate de mujer u hombre. Éste es el motivo por el que las proteínas deben ser de alta calidad, con un PER (Proteín Efficancy Rating ) excelente y un índice químico superior a 100.

El organismo necesita energía para realizar todas sus funciones. La fuente espontánea de obtener energía es la glucolisis, que se realiza a través del ciclo de Krebs y que metaboliza la glucosa para obtener energía. Pero nuestro organismo sólo es capaz de almacenar varios cientos de gramos de glucosa que puede proporcionarnos energía para medio día de actividad.

Si suprimimos la ingesta de hidratos de carbono y se consume toda la glucosa del organismo, ya no hay azúcares que quemar para obtener energía. De esta forma, el organismo activa otra forma de obtener energía, llamada Beta oxidación: el cuerpo obtiene la energía a través de las grasas acumuladas en el organismo.

La Beta oxidación permite generar energía de las grasas acumuladas, pero deja un residuo: los cuerpos cetónicos, que producen el estado de cetosis: las acetonas o cuepos cetónicos son las únicas sustancias del organismo con efecto “corta-hambre”. A las 72 horas de haber iniciado la dieta, la concentración en sangre de los cuerpos cetónicos ya es suficiente para cortar el hambre. Además los cuerpos cetónicos tienen un efecto psicoestimulante que potencia la sensación de bienestar.

Una vez hemos conseguido arrancar la Beta oxidación estamos obteniendo energía de las grasas acumuladas, siempre que, simultáneamente, no las estemos incluyendo en la dieta. Para asegurar el consumo de las grasas acumuladas no debemos ingerir ni hidratos de carbono ni grasas. De lo contrario, el proceso de adelgazamiento se interrumpiría.

Etapas de la dieta proteinada

La dieta proteinada se pauta en tres etapas que incluyen la asociación del ayuno proteinado con a una terapia de modificación del comportamiento alimentario para asegurar una pérdida ponderal más importante y a más largo plazo.

La dieta proteinada consiste la alimentación a base de preparados proteínicos purificados de alto valor biológico con el aporte pautado en el tiempo de verduras, frutas y almidones de forma progresiva tras la fase 1, con el apoyo de micronutrientes (minerales, ácidos grasos esenciales, vitaminas y oligoelementos) para evitar carencias asociadas a la dieta.

Normalmente los preparados proteicos se presentan en distintos formatos y sabores para satisfacer los gustos y las necesidades de cada paciente y cada momento del día. Pueden ser bebidas frías o calientes con sabor a cacao, fresa o vainilla, barritas ricas en proteínas, cremas, sopas y potajes, pan, flanes, mousse, yogures…

Fase 1: Corresponde al catabolismo de los triglicéridos (grasas), iniciado por el ayuno.

Se marcan el objetivo del peso total a perder y se programa la pérdida del 80% en esta fase. El médico debe prescribir el tipo de sobres de proteínas de alta calidad que debe ingerir el paciente y el aporte preciso de sal, calcio, potasio, vitaminas y oligoelementos en función de un estudio clínico previo.

Dentro de la primera fase, las primeras semanas solo se complementa la dieta proteica de laboratorio con verduras, en las siguientes semanas se sustituyen dos comidas al día de preparados proteicos por alimentos compuestos casi exclusivamente por proteínas como carnes, aves o pescados, aprox. 200gr. por comida.

Esta fase requiere beber al mínimo 2 litros de agua al día.

Para incrementar el metabolismo basal es imprescindible  hacer un poco de ejercicio todos los días (por ejemplo: caminar durante 30 minutos).

Fase 2: Reintroducción progresiva de los distintos grupos de alimentos.

En esta fase se continúa perdiendo peso aprendiendo a comer mejor e introduciendo alimentos en la dieta como fruta, pan y almidones. Normalmente se estructura en cinco niveles que suponen la introducción progresiva de alimentos y la sustitución así de parte de los preparados proteicos.

Es importante seguir la pauta médica en la introducción de los alimentos e incrementar el ejercicio diario progresivamente.

Es la fase de diversificación alimenticia. Van a consumir nuevos alimentos (frutas, pan, almidones...) mientras continúan perdiendo peso, hasta que se alcanza el equilibrio ponderal.

Fase 3: Estabilización, es la fase más importante para evitar recuperar el peso perdido.

El aporte de productos ricos en proteínas de alta calidad se pauta para medias mañanas y meriendas. El facultativo debe seguir teniendo contacto con el paciente para reforzar sus pautas dietéticas importantes como:

  • Consumir los almidones en sólo una de sus dos comidas principales, lo que limitará mucho los riesgos del picoteo.
  • No saltarse ninguna comida ni los tentempiés proteinados.
  • Beber líquido que hidrate el cuerpo y evitar refrescos de cola y zumos azucarados.
  • Acostumbrarse a comer acompañado, estructurar la comida al modo tradicional y no haciéndola de cualquier manera improvisada, incluir siempre un plato de verduras crudas o cocinadas, comer poco a poco, despacio, a pequeñas cucharadas y masticando bien.

Es el momento de continuar con el remodelado corporal mediante el ejercicio, pues sus ventajas son importantes tanto a corto como a largo plazo. El ejercicio facilita la pérdida de peso y permite mantenerlo, porque:

A corto plazo:

  • Aumenta el gasto calórico realizado por el trabajo muscular.
  • Aumenta la sensación de bienestar.
  • Disminuye  la tensión psíquica  y facilita la mejora del sueño.
  • Activa el aparato circulatorio.

A largo plazo:

  • El aumento de la masa muscular que, incluso al descansar, consume energía.
  • Facilita la prevención o la mejora de los desordenes metabólicos (colesterol, diabetes...).
  • Facilita la protección cardiovascular y el desarrollo de la capacidad respiratoria.
  • Provee de una silueta más armoniosa a nivel estético.
  • Facilita una "reconciliación" con la imagen corporal.

La dieta proteinada elimina grasa y conserva el músculo

La dieta proteinada elimina la grasa y conserva el músculo

Con esta pauta, la dieta proteinada siempre funciona. Normalmente, las cifras de pérdida ponderal obtenidas con la dieta proteinada en el hombre en un periodo de 28 días se sitúan en una media de 10 kg para el varón y 7 a 9 kg en la mujer.

Ventajas de la dieta proteinada frente a otras dietas

Las ventajas de la dieta proteinada frente a otras dietas son:

  • Bajada rápida de peso, 3 a 4.5 kg en la primera semana y 2 kg de media en las demás semanas de la primera fase o fase Activa.
  • A base de eliminar grasa y no músculo.
  • Sin sensación de hambre.
  • Sin sensación de tristeza, debilidad o falta de vitalidad.
  • Con protección de la tonicidad de la piel al conservar la masa muscular.
  • Con seguridad siempre pues este tratamiento se debe hacer bajo control médico.

El facultativo puede encontrar necesario controles analíticos, impedanciometrías para conocer el porcentaje de agua, grasa y músculo del cuerpo a lo largo de las distintas fases o técnicas diagnósticas más precisas como la tomografía y la resonancia magnética.

Los beneficios metabólicos que aporta la dieta proteinada son:

  • Corrige la función del páncreas. En el aumento del peso siempre está presente la alteración de la secreción de la insulina. Al comer hidratos de carbono (glúcidos), el páncreas produce insulina que se encarga de introducir la glucosa dentro de las células para producir energía. Pero esto provoca que se consuma glucosa y no grasas acumuladas y esto facilita el almacenamiento de las grasas, el engordar.
  • Reduce la glucemia en sangre en la primera semana de tratamiento.
  • Reduce los problemas de insulin-resistencia, mejora los parámetros de control de la diabetes (glucemia y hemoglobina glicosilada).
  • Reducción drástica del colesterol total entre un 5 y 25%, y descenso de los LDL y los Triglicéridos entre un 15 y 50%. Con aumento del colesterol HDL, el bueno.
  • La tensión arterial en obesos hipertensos baja entre un 8 y un 13% en la primera semana de dieta, para alejar el riesgo de enfermedades cardiovasculares es estima que se ha de perder como mínimo un 5% del peso inicial.
  • Reduce la apnea del sueño.
  • Mejora patologías respiratorias, osteoarticulares y la lipodistrofia.

Efectos secundarios de la dieta proteinada

Los efectos secundarios que puede corregir el médico son:

  • Halitosis por el estado de cetosis que da lugar a un aliento particular por la oxidación de los ácidos grasos libres en el hígado. Se disimula con sprays.
  • Estreñimiento, que el médico puede corregir con el correcto aporte de fibras.
  • Hipotensión por deshidratación que debe controlar el médico con una correcta aportación sódica.
  • Calambres musculares por falta de potasio que puede corregir el facultativo.
  • Caída de cabello que el facultativo controlará con un adecuado aporte de oligoelementos.
  • Cefaleas, vinculadas a la subida de los cuerpos cetónicos y que suelen desaparecer a las 48 – 72 horas del inicio de la dieta.
  • Hipotensión ortostática que puede estar producida por:
    • Pérdida de sodio.
    • Degradación del glucógeno, sustancia hiperhidratada.
    • Eliminación urinaria de cuerpos cetónicos que consumen iones positivos como el sodio
    • Respuesta adrenérgica del sistema simpático ralentizada.

La hipotensión ortostática puede controlarse con un adecuado balance del sodio que es fundamental para aportar confort a los pacientes sometidos a Dieta Proteinada.

Trastornos Menstruales se producen al alterarse la síntesis de estrógenos compartida por los ovarios y la masa grasa. Cuando hay un adelgazamiento marcado en cualquier tipo de dieta se produce un tiempo de ajuste hasta que los ovarios adaptan e incrementan su producción de estrógenos adaptándose a un  organismo con menor proporción de tejido graso.

Contraindicaciones de la dieta proteinada:

  • Insuficiencia Renal, está contraindicada la ingesta de alta cantidades de proteínas.
  • Insuficiencia Hepática, pues en D P un 60% de los ácidos grasos libres se metabolizan en le hígado.
  • Hiperuricemia, solocontraindicación parcial pues baja la eliminación del ácido úrico en el túbulo renal por competencia con los cuerpos cetónicos pero se regula espontáneamente  a la 3ª semana.
  • Alteraciones Psiquiátricas.
  • Uso de diuréticos que implican una pérdida de potasio (hidroclorotiacida, furosemida, espironolactona y triamtereme).
  • Edad menor de 18 años (puesto que las necesidades metabólicas son demasiado elevadas y el crecimiento podría afectarse) y mayor de 65 años ( pues los regímenes cetogénicos aceleran la proteolisis normal que se sufre a esa edad).
  • Enfermedades Neoplásicas, pues favorecen una proteolisis importante.
  • Insuficiencia Cardiaca, pues la hipovolemia causada por la deshidratación podría desencadenar accidentes cardiovasculares.
  • Enfermedad de Addison.
  • Accidentes Cerebro Vasculares, pues la hipovolemia podría desencadenar un nuevo accidente vascular por disminución de la perfusión.