Facebook Twitter Youtube RSS Contactar
En IML nos esforzamos en ofrecer a nuestros pacientes los mejores estándares
de calidad dentro de la medicina y la cirugía estética.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en la continua
formación científica de nuestros profesionales.
Centro Médico Multidisciplinar
de Alta Tecnología.
Dotada con la última generación de equipamiento técnico,
IML es la primera plataforma de España y una de las primeras de Europa.
La eficacia de nuestros tratamientos se apoya en
la actualización permanente de los recursos técnicos.
  

Especial Vientre Hombres

El acúmulo de grasa alrededor de la cintura (los también llamados michelines), pueden ser bien un reflejo del excesivo acúmulo de grasa corporal, o bien de una mala distribución de la misma alrededor de esa zona. Así se puede explicar que personas delgadas o con un peso adecuado a su estatura, puedan lucir michelines.

La grasa retroperitorneal y perivisceral supone un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares

La grasa retroperitorneal y perivisceral supone un
mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

La causa del acúmulo específico de grasa alrededor de la cintura continúa siendo un misterio, aunque en la actualidad se están realizando bastantes descubrimientos y estudios respecto a esto, en parte debido al incremento de riesgos vasculares asociado al incremento del perímetro de la cintura.

Al parecer, un grupo de investigadores de Boston (de la Joslin Diabetes Clinic) han descubierto que la tendencia en la distribución de grasa corporal podría venir determinado genéticamente (en particular en la expresión de 3 genes bien conocidos), ya presentes en la etapa embrionaria y que intervienen en el desarrollo del organismo. Otras tendencias, no contrapuesta a la anterior identifican también cambios en la expresión de otros genes que regulan o determinan la sensibilidad a la insulina, y que tendrían una mayor distribución en la zona abdominal respecto de la de glúteos y extremidades.

Lo que está claro es que el acúmulo de michelines o de barriga es más frecuente en los varones (probablemente porque haya una modulación de dichos genes por las hormonas masculinas), y por supuesto favorecida por exceso alimentario (sobre todo con riqueza en las llamadas grasas trans) y falta de ejercicio.

En realidad, el abdomen de varones y mujeres es similar, si bien el tamaño y potencia de los músculos abdominales de los varones es mucho mayor, con músculos más definidos y de mayor tamaño (también se pueden encontrar diferencias raciales en cuanto a la definición muscular, con mayor definición muscular en la raza negra).

Además, el abdomen de una mujer está determinado por la diferente forma de la cadera (más ancha, para facilitar la gestación), y ligeramente mayor curvatura de la columna lumbar (lordosis).

Lo que es fundamental distinguir es la localización de la grasa:

  • Grasa Retroperitorneal y perivisceral:

     Se encuentra detrás de los músculos abdominales, rodeando las vísceras. Es la que supone un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares y no disponemos de abordajes médicos mediante técnicas para su tratamiento. El paciente debe aplicarse en la realización de ejercicio y dieta adecuada.
  • Grasa Subdérmica:

     Situada inmediatamente debajo de la piel. Es el tipo de grasa al que el médico con todo su arsenal terapéutico puede actuar, con recursos como láserlipolisis.